sábado, 12 de octubre de 2013

Hoy: Julieta Arroquy

Hoy quiero compartir el trabajo de alguien que integra mi podio personal. Que me demostró que se puede dibujar con las manos pero que también se lo puede hacer con la cabeza o, mejor aún, con el alma. con total honestidad.
Y es que su entrada al medio fue por pura catarsis personal. Luego de una relación amorosa terminada, en vez (¿O además?) de hacer como en las propagandas de Alto Palermo, decidió optar por una salida creativa para todo lo que tenía adentro: Dibujos.

Cientos de mujeres se sintieron identificadas con esas postales al desamor. Esto derivo al poco tiempo que se publicaran en la revista Ohlala y en un libro recopilatorio editado por Ediciones de la flor.

Pero esto fue solo el comienzo. Con el tiempo empezó a aparecer un personaje recurrente en sus dibujos. Una chica de vestido rojo llamada Ofelia.
Fue entonces que el trabajo de Arroquy mutó del dibujo con mensaje al desarrollo de la personalidad de Ofelia, sus miedos, su soledad, sus inseguridades, en un entorno minimalista pero sin insuficiencias.






Con Ofelia aprendes que lo que importa a la hora de ser creativo es ser expresivo, espontáneo, personal, constante, sincero y el talento ayuda pero no es excluyente. Al fin y al cabo (en otro nivel y otra rama del arte), ni John Lennon ni Keith Richards eran virtuosos. 




Bueno ya fue suficiente. Espero que las conductas de Ofelia te hayan resultado familiares, que el manejo de los recursos artísticos de Julieta te empuje a ser creativ@ también, que descubras que si sufrís por amor hay alguien que también lo vivió y que te hayas reído mucho también, pues su sentido del humor es sensacional.
Si te gustó su trabajo su blog es http://julietaarroquy.blogspot.com.ar/

Y no me puedo despedir sin antes recordarte que de suscribirte a este recibirás todos los sábados una nueva recomendación ;)

Bueno eso fue todo, Espero que les haya gustado.
Saludos.
PD: Si nunca hubiera conocido esta obra jamás me hubiera animado a escanear un dibujo en mi vida. Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada